22
OCT
2020

[OPINIÓN] “La ciudad como moneda de cambio” por Beatriz Maturana

Foto: Anthony McInneny

Señor Director:

La destrucción sin precedente iniciada el 18 de octubre del año pasado hizo retroceder al país en 40 años. Los costos calculados hasta febrero de este año indicaban que éstos superaban lo invertido en un año por concepto de gratuidad en educación superior, y que la reparación de las 118 estaciones del Metro excedió el gasto anual del sistema de subsidio habitacional. Lo anterior no considera el daño infringido a la sociedad y a la credibilidad del país.
Tal como las personas, ninguna ciudad es perfecta y eso se aprende con la madurez. El título profesional, en cualquier área y en este caso en las relacionadas con el diseño de la ciudad, se refiere no sólo al conocimiento experto, sino a la ética profesional que representa la génesis de todas las profesiones y que se expresa en la búsqueda del bien común. El conocimiento profesional (lo opuesto al dogma) permite comprometernos con la búsqueda de soluciones a las inequidades urbanas, con la sensatez y comprensión de que los cambios en las ciudades (donde converge lo social, cultural, económico, ambiental) son complejos y toman tiempo. Es por lo anterior que avalar la violencia, la destrucción y la extorsión usando a la ciudad como moneda de cambio para el logro de agendas ideológicas, es contrario a toda ética profesional.
La ciudad siempre ha sido y seguirá siendo el escenario de la vida cotidiana, de sus alegrías y desafecciones. Por otro lado, su destrucción aniquila el espacio de comunicación cívica y de la vida en compartida como sociedad. La ciudad destruida no representa sólo un problema material, sino que atenta contra nuestra dignidad y la cultura que nos une, y es eso lo que ha sido atacado sistemáticamente para crear el escenario de polarización y odio que algunos justifican o persiguen.
Para alguien que ha sido testigo de postrevoluciones, puedo dar fe de que permitir que fanáticos (ostentando títulos profesionales) justifiquen la destrucción de la ciudad es el camino más expedito a la miseria humana, de la cual ya somos testigos.

Dra. Beatriz Maturana Cossio

Carta publicada en El Líbero y El Mercurio, octubre 2020.

https://digital.elmercurio.com/2020/10/22/A/8T3S87UA

https://ellibero.cl/carta/la-ciudad-escenario-de-convivencia-ciudadana-o-moneda-de-cambio-para-la-extorsion/

Leave a Reply

*

captcha *