Un paseo por la Alameda de Santiago en los tiempos decimonónicos

La Alameda de Santiago de Chile experimentó, entre 1818 y 1875, una serie de cambios que le permitieron situarse como un espacio representativo de la República. Este lugar, que se había mantenido como un espacio periférico, durante la Colonia, se convirtió con la Independencia en un paseo con hileras de álamos negros, procurando el saneamiento urbano, la sociabilidad y el hermoseamiento de la capital. En esta semana del mes del patrimonio, acompáñanos a descubrir la Alameda de las Delicias, en…