23
ABR
2021

Académicos IHP se adjudican Fondo de Emergencia y Patrimonio Cultural 2021

Dos académicos de nuestro Instituto fueron beneficiarios de proyectos seleccionados como parte del Fondo Patrimonio Cultural, del Servicio Nacional del Patrimonio Cultural (CNCAP) para desarrollar sus respectivos trabajos.

Como investigador responsable, el profesor José Marcelo Bravo Sánchez se adjudicó en proyecto titulado  “Retrato Patrimonial Melipillano. Registrando el acervo cultural por medio de la participación comunitaria”, el cual tiene tiene por objeto poner en valor el patrimonio cultural de la comuna de Melipilla por medio de un registro de bienes culturales, que permita sensibilizar a los colectivos sociales, protagonistas y generadores de este acervo cultural, así como a la sociedad en general, de la importancia del patrimonio vernáculo de la comuna de Melipilla. En este mismo ámbito, este tipo de registro patrimonial se puede convertir en un insumo relevante y protagonista de la recuperación del acervo cultural, historia local, memoria colectiva, imaginarios e identidad territorial de la Comuna de Melipilla; además de generar una relación de vínculo y contacto más directo entre los habitantes y la cultura melipillana.

Foto de Plaza de Melipilla, gentileza de Marcelo Bravo

Este proyecto tiene una duración propuesta de 12 meses. El equipo que lo acompaña está compuesto por los académicos FAU Gonzalo Arze (Departamento de Urbanismo), Gastón Sánchez (Departamento de Arquitectura), y Roberto Osses (Departamento de Diseño), quienes cumplirán el rol de co-investigadores del proyecto.

El profesor Bravo Sánchez en calidad de co-ejecutor también participa en el proyecto titulado “Acequias, Canales, partidores y patas de cabra: Investigando ingenios vinculados al Patrimonio Hidráulico en San Bernardo” y tiene una duración propuesta de 1 año.  Este proyecto, cuyo responsable es la ONG JUE, a cargo del Mg. Ruddy Zúñiga Oetiker, tiene por objetivo central la investigación y reconocimiento del patrimonio hidráulico de la comuna de San Bernardo, a través de una indagación y posterior registro de bienes culturales, relacionados con el manejo de los recursos hídricos, ya sean destinados al riego o al abastecimiento humano, los cuales han sido históricamente y siguen siendo elementos mínimamente valorados y poco estudiados desde la investigación histórica, artística y geográfica. En este sentido, este tipo de investigación patrimonial se puede convertir en un insumo relevante y protagonista de la recuperación del acervo cultural hidráulico mediante la exploración y sistematización de la información recolectada desde la misma comunidad y actores locales. Finalmente, esta investigación patrimonial será retornada a la comunidad sambernardina por medio de charlas a colegios públicos y cápsulas audiovisuales presentadas a público general mediante medios digitales.

Camino a Lonquén, San Bernardo. Foto de Marcelo Bravo

Por último, cabe consignar que el destacado académico IHP Antonio Sahady Villanueva, es también parte en calidad de co-investigador del equipo ejecutor del proyecto “La grandeza de doce pequeñas iglesias en el Chiloé Rural. Próxima peregrinación a la Unesco”, que será financiado por el Fondo de Emergencia 2021 y cuyo responsable es el académico FAU Constantino Mawromatis. El objetivo central de la investigación es elaborar, sobre la base de un conocimiento especializado, un instrumento documental –una plataforma digital, básicamente- que coadyuve al reconocimiento del tesoro desconocido. Este instrumento, de acceso universal, será un verdadero fulcro destinado a la educación patrimonial, incorporará a los jóvenes del Chiloé rural, desplegando un repositorio gráfico y discursivo- que permitirá conocer con propiedad las iglesias seleccionadas por merecimientos de índole diversa, aun cuando todas ellas gocen de la misma consanguinidad expresiva.
Como objetivos específicos se considera:
1.- Develar este patrimonio oculto -para el baqueano y viajero-, incorporando estas localidades a los circuitos consolidados o por concebir.
2.- Sumar las 12 iglesias menores seleccionadas como complemento de las 18 consagradas, reconociéndoles la misma paternidad y difundiéndolas a través de un folleto digital y un afiche impreso para su amplia circulación en Chiloé.
3.- Construir una robusta base de antecedentes para la elaboración futura de expedientes con vistas a un ulterior reconocimiento en los ámbitos nacionales y su eventual incorporación al selecto listado de la UNESCO.
En materia de financiamiento, la presente investigación -inédita, extensa, rigurosa- precisa cubrir costos del trabajo en terreno (se trata de un territorio amplio y aislado) con traslados aéreos, de navegación y vehículo terrestre, incluyendo los gastos de logística respectivos.

Iglesia Chullec, Quinchao, Chiloé, Chile. Fotografía de Wikimedia Commons, licencia CC BY-SA

Nuestro Instituto se enorgullece por los logros de ambos integrantes y les desea el mayor de los éxitos para la realización de sus proyectos.

Más información en:

http://www.fau.uchile.cl/noticias/174650/proyectos-fueron-adjudicados-por-academicos-y-academicas-de-la-fau

https://www.cultura.gob.cl/institucional/fondos-de-emergencia-del-ministerio-de-las-culturas-otorgan-mas-de-8-500-millones-para-financiar-proyectos/

Leave a Reply

*

captcha *